Foro Llanero: encontraras interesantes tips del mundo llanero (comentario y chisme sobre espectaculos, toros coleados, artistas y mas) PARTICIPA!!!!

Llanerisimo
 • Inicio
 • Quienes Somos
 • Corresponsales
 • Galerías
 • Nuestro Folklore
 • Personajes del     Llano
 • Cacho en la Manga
 • Sonido Digital  
 • Foro Llanero
 • Clasificados
 • Crónicas del Llano
 • Gente de Radio
 • Link Llanero
 • Libro de Visita
 • Su Comentario
 • Publicidad
 • Zona Privada
Gua Llanera
Suscripción
Restaurant
Hotel, Posadas
Entretenimiento
Vestido/Aperos
Patrocinantes

   

Dos Bandera un Sentimiento


Agregar a Favoritos 

Llanerisimo.com tu Página de inicio





 

 
   El Nuevo Cantaclaro    3/24/2004
   
La noche aragüeña del jueves 25 de marzo de 2003 prometía algo diferente para los jóvenes de la región central de nuestro país. Acudir a una discoteca era parte del plan para comenzar con buen pie el preámbulo del fin de semana, sin embargo, no conseguirían en ella lo habitual. Esta vez, al estacionar el vehículo frente a las puertas del recinto rumbero, divisarían en plena zona comercial un corral improvisado con un toro negro, más allá, pacas de paja al mejor estilo de un establo del llano apureño y luego una especie de señalización hecha con sillas de montar. Un ambiente al mismo tiempo autóctono y fashion decoraba una de las discotecas más populares de Maracay. Venezuela tomaba protagonismo en la noche cosmopólitan aragüeña.

Esa noche retumbarían en las cornetas de una sala cerrada y con todas las características propias de una discoteca moderna, los compases mágicos del arpa, cuatro y maracas acompañados por la potente voz y el carisma sencillo de Armando Martínez. El local se fue llenando rápidamente y ya a las diez de la noche estaba colmado de jóvenes ávidos de joropo, de llanura, de folclore, en fin, jóvenes sedientos de Venezuela.

Muchachos ataviados con lo más cool y fashion de la moda actual, escuchaban música electrónica mientras llegaba la hora estelar para disfrutar de la actuación del "Propio Cantaclaro". Uno que otro sombrero contrastaba con tanta modernidad en el vestir; era hermoso observar a un llanero recio, con blue jean, botas, y camisa de cuadros al lado de un joven vestido a imagen y semejanza de Ricky Martin. La música llanera unía distintas formas de pensar y diferentes intereses, sencillamente el joropo es Venezuela y por nuestras venas galopa intensamente la esencia de nuestro folclore.

A la una y media de la mañana. se monta en la tarima el conjunto criollo y los primeros gritos de euforia se escucharon de forma ensordecedora; 15 minutos después se apagan las luces y un foco ilumina una silueta parecida a la descrita por Alberto Arvelo Torrealba en su leyenda Florentino y el Diablo: " ojos negros pelo negro/ frente de cálida arruga/ pelo de guama luciente/ con el candil relumbra/ y faja de hebilla lustrosa, con letras que se entrecruzan..." entonces reventó el arpa, y al anunciar la actuación de Armando Martínez, gritos y aplausos dieron paso al clarín del Guárico para que entonase un recio carnaval y comenzara la parranda.

De allí en adelante, todo fue fiesta, arpa y venezolanismo... Martínez no disimulaba su orgullo, cuando rostros núbiles aún coreaban con fuerza sus canciones, la emoción era contagiante y en medio de la incomodidad que generaba tanto público en un espacio pequeño, algunos jóvenes se atrevían a bailar un joropo mientras gritaban a toda voz "Viva Venezuela"

La actuación se prolongó por hora y media entre golpes y pasajes. Cuando se anunció el final del espectáculo un coro unísono exigía otra y otra más, el propio Cantaclaro complació a los presentes y más allá de cantar él, su público coreó "Déjate Querer" y "Ninguno te Querrá Igual". Así llegó el fin show, la gente quedó complacida y aún luego de un buen rato seguían elogiando al interprete de "Víbora del Mal" y "Tatuaje". El local retomó sus características originales y volvió a sonar la música electrónica, renació de nuevo la vida fashion y los pasos de joropo dieron cabida a los bailes más de moda. No obstante, quedó en el ambiente el sabor típico y sabroso del llano venezolano, y en el alma de los jóvenes asistentes, renovado el verdadero amor por nuestra tierra y nuestras tradiciones.


Fuente: Orlando Hurtado        Lecturas: 7601
Agrega un Comentario
Tú Nombre  
Tú Email  
De donde nos Escribe y Tlf.  
Tú Comentario  

 
 


Copyright © 2003-2004 Llanerisimo.com. Todos los derechos reservados